Terapia miofascial

La fascia es un tejido conectivo duro, elástico y delgado, que envuelve la mayoría de las estructuras formando una ininterrumpida red que, de diferentes modos, controla todos los componentes de nuestro cuerpo. Ese sistema debería encontrarse en un equilibrio funcional para asegurarle al cuerpo el desarrollo óptimo en sus tareas.

La presencia de restricciones del sistema fascial y de su estructura interna crea incomodidades que interfieren el desenvolvimento funcional apropiado de todos los sistemas corporales por una excesiva tensión o por estar demasiado distendido; en ambas situaciones, la función corporal queda afectada.

La liberación miofascial es la técnica para tratar las restricciones del sistema fascial, que pueden causar dolor y falta de movilidad, más conocido por adherencias o fibrosis.

Se las suele denominar restricciones porque limitan el movimiento de las estructuras en las que se encuentra y a menudo causan dolor. Una restricción miofascial en un músculo causará que la contracción de este sea más débil y haya un menor rango de movimiento (dependiendo de tamaño y localización).

Liberación Directa
Es el trabajo profundo de tejidos. El terapeuta estira la fascia de manera lenta bajo una tensión directa con fuerza constante hasta que la “liberación”1​ se produce. Otro método para tratarlas es a través de instrumentos, ganchos, foam roll…

Liberación Indirecta
Se aplica un estiramiento leve, con sólo unos gramos de presión, que permite a la fascia “desenredarse” (unwinding). Se guía a los tejidos hasta conseguir una libertad de movimiento.1

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar