Fisioterapia en el embarazo

Con frecuencia al tercer mes aparecen dolores y molestias que, aún siendo normales por la situación, limitan y dificultan el día a día de las futuras mamás.

El tratamiento de fisioterapia durante el embarazo ayuda a conseguir o mantener la tonificaciòn y el fortalecimiento de los músculos abdominales, mejorando la capacidad de empuje durante el parto, y entrenar la musculatura del suelo pélvico, tanto fortalecimiento como flexibilidad para prevenir posibles episiotomías y demás trastornos surgidas de ésta.

Atendemos otros aspectos del embarazo, como la mala circulación, piernas hinchadas (que tratamos mediante drenaje linfático y técnicas específicas), dolor lumbar, incontinencia urinaria…

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar